Receta de cookies sin harina de trigo y sin gluten

Hoy os traemos una receta que alegrará vuestros desayunos y meriendas: galletas sin gluten con pepitas de chocolate. Aunque a priori puedan parecer fáciles de preparar, las cookies esconden una verdadera ciencia en sí mismas. Y es que la clave está en los detalles: si las queréis blanditas o crujientes, todo depende de la proporción de mantequilla, azúcar y harinas que utilicéis. Dejar reposar la masa en frío también juega un papel importante. El gluten, esa proteína que aporta elasticidad y actúa como aglutinante en las masas, no es imprescindible para lograr unas cookies perfectas.

Nuestra receta de cookies combina harina de garbanzos, que aporta el mismo poder aglutinante que el gluten, con alforfón (trigo sarraceno) y almendra o avellana molida para dar un delicioso toque de frutos secos. El resultado: galletas crujientes por fuera pero no demasiado duras, y con un interior tierno y suave si las dejamos más gorditas.

No te pierdas detalle de esta receta que da mucho juego. ¡Vamos a por ello!

Ingredientes (15 unidades):

 

• Mantequilla sin sal 110g.
• Azúcar moreno 100g.
• Azúcar 50g.
• 1 huevo L.
• Esencia de vainilla 5 ml.
• Harina de trigo sarraceno (alforfón) 50g.
• Harina de garbanzo 50g.
• Almendra molida 80g.
• Levadura química (media cucharadita) 2g.
• Sal (media cucharadita) 2g.
• Chips de chocolate negro 150g.
• Escamas de sal al gusto (opcional).

Elaboración paso a paso:

 

• Antes de empezar, nos aseguramos de que la mantequilla está blanda y a temperatura ambiente. Después la cortamos en cubos y la juntamos en un recipiente con el azúcar moreno y el azúcar blanco.
• Mezclamos los ingredientes con una batidora de varillas hasta tener una textura esponjosa y homogénea. Después, añadimos el huevo y la esencia de vainilla, y batimos un poco más.
• Incorporamos la harina de trigo sarraceno, la harina de garbanzos, la almendra molida, la levadura y la sal, y mezclamos un poco. Agregamos el chocolate y terminamos de trabajar la masa hasta que quede homogénea, sin grumos secos.
• Tapamos con plástico film y dejamos enfriar en la nevera como mínimo 30 minutos. Mientras esperamos, precalentamos el horno a 180ºC y preparamos unas bandejas.
• Tomamos porciones de la masa del mismo tamaño y empezamos a formar bolitas. Las colocamos ligeramente separadas en las bandejas, y añadimos unas escamas de sal.
• Las horneamos durante unos 8-11 minutos hasta que se empiecen a dorar los bordes.

Y solo quedará esperar un par de minutos fuera del horno antes de trasladarlas a una rejilla, dejarlas enfriar y guardar en un recipiente hermético. ¡Y a por ellas!
La mezcla de harinas que sustituye al trigo no sólo es apta para celíacos, también nos aporta mucho más nutrientes y proteínas vegetales, por lo que son un bocado energético estupendo para recargar las pilas a lo largo del día. ¡Ponte manos a la obra!

+ entradas