Viajar sin gluten: 5 consejos que debes conocer

 ¿Vas a viajar sin gluten? ¡Haz esto antes!

Lograr viajar sin gluten es un todo un reto para las personas celíacas, intolerantes, sensibles o alérgicas al gluten. Por eso, es importante tener en cuenta cada detalle y no dejar nada al azar para disfrutar de unas vacaciones inolvidables.

Visitar un lugar nuevo y desconocido requiere de una preparación previa y de una investigación precisa. Además, si sufres de alergia al gluten o de una enfermedad como la celiaquía, es un reto mayor que no puedes dejar pasar. Por eso, debes conocer algunos detalles como si tienes que llevar comida o si encontrarás productos de aseo libres de gluten en el sitio al que te diriges.

A continuación, conoce 5 consejos para viajar sin gluten de la manera más segura posible. Con estos, vas a garantizar una alimentación cuidadosa y todo lo necesario para tener una buena experiencia en tu próximo destino. ¡Comencemos!

Para viajar sin gluten, prepara elementos de aseo correspondientes

Tener en cuenta los elementos de aseo para viajar es lo más básico en cualquier planificación. Sin embargo, si eres celíaco, debes considerar que cada una de las cosas que llevas sean libres de gluten. No debes olvidarte de nada, a menos que sepas que en tu próximo destino puedes encontrar estos elementos en su versión libre de gluten.

Por ejemplo, debes asegurarte de que tu dentífrico y tu protector solar sin gluten están dentro de tu equipaje. Ya que en muchos países estos productos pueden contener gluten y es muy complicado poder conseguirlos sin este ingrediente. Olvidarte de alguno de ellos puede perjudicar y arruinar las vacaciones que tanto esperaste.

Ten en cuenta tu lista medicamentos sin gluten

Los medicamentos sin gluten lista deben tener un lugar seguro en tu mochila viajera y hacen parte de viajar sin gluten. Primero, porque si son medicamentos recetados, no te los venderán en ningún país. En segundo lugar, porque, si se trata de alguna medicación especial sin gluten, será casi imposible encontrarla en otro lugar.

Recuerda hacer un check list antes de salir de casa para verificar que no falte ninguno de los elementos o medicamentos necesarios para garantizar tu bienestar durante el viaje.

Lleva comida que no encontrarás en tu destino

La comida para una persona celíaca o alérgica al gluten suele ser uno de los puntos más difíciles durante un viaje a otro país o ciudad desconocida. Por eso, es importante hacer una investigación previa sobre nuestro destino y verificar qué productos sin gluten vas a encontrar y cuáles definitivamente no. Recuerda que hay países que consumen mucho trigo o productos con gluten y es realmente difícil encontrar algún restaurante o supermercado con productos gluten free.

Cuando dispongas de esa información, tendrás un panorama más claro y podrás determinar qué tipo de alimentos llevar en tu maleta o mochila. Si vas a uno de esos destinos donde es más complejo conseguir productos sin gluten, llevar pan sin gluten es una gran opción, ya que con queso o vegetales podrás preparar tus propios sándwiches. Por otro lado, también las galletas sin gluten y algún bizcocho sin gluten pueden ser buenas opciones para comer de manera segura en tu destino.

Por otro lado, si tienes un hospedaje con cocina equipada, puedes llevar cualquier tipo de harinas sin gluten y cocinar tu propio pan sin gluten o tus galletas sin gluten. Es una gran opción si tu destino no cuenta con muchas opciones para celíacos, intolerantes, sensibles o alérgicos a esta proteína.

Haz un listado donde comer sin gluten en el mapa

Esta parte de la preparación del viaje puede ser una de las más divertidas si te gusta investigar. Entra en el mapa de la ciudad, pueblo o país al que vas a visitar y encuentra dónde comer sin gluten. De esta manera, el viaje puede comenzar cuando quieras, incluso antes.

Si buscas donde comer sin gluten cerca de mi, vas a poder encontrar cafeterías sin gluten para disfrutar de las meriendas o los desayunos que prefieras. Por otro lado, si buscas restaurantes para celiacos puedes organizar un itinerario flexible y comer con la variedad que prefieras. Por último, y no menos importante, encontrar helados sin gluten en el mapa te va a garantizar un postre delicioso o poder ingerir algo dulce en cualquier momento del día. Usa la opción de Google Maps para crear tu propio listado de sitios sin gluten.

Contacta con el hotel o con la compañía aérea

Para viajar sin gluten, debes cerciorarte de haber revisado todos los detalles. Por este motivo, en caso de que tu hospedaje tenga el desayuno o todas las comidas incluidas, es importante que te comuniques con los hoteles o con el hotel para informarles sobre tu intolerancia o enfermedad. Así ellos sabrán que los alimentos deben tener ciertas especificaciones como ser libres de gluten y, en algunos casos, libres de lactosa.

Además, si para llegar a tu destino tienes un vuelo largo, debes comunicarte con la compañía aérea al menos una semana antes para notificarles sobre tu situación y no quedarte sin comer durante el trayecto del vuelo.

Realizar estos pasos antes de viajar te ayudará a vivir una mejor experiencia en tus alojamientos y en tu transporte. Por eso, no lo dejes para último momento. Asegúrate de no experimentar situaciones que puedan arruinar tus vacaciones.

Conclusión

Viajar sin gluten es posible y no es tan difícil como algunas personas creen. Sin embargo, no te fíes del destino y ten en cuenta todos los detalles que mencionamos a lo largo del posteo.

Una buena organización y planificación te asegurará comer alimentos típicos de cada región libres de gluten, evitar la contaminación cruzada y conocer sin ningún malestar de salud con la misma tranquilidad de estar como en casa. No dejes de viajar por ser una persona celíaca o alérgica. Por el contrario, atrévete a explorar nuevos lugares, paisajes, comidas y culturas.

+ entradas